El jamón ibérico, el gran aliado del “colesterol bueno”