El Camino de los Prodigios (Salamanca) | Siempre de paso