Próxima parada: El Mercado Central de Valencia de la mano de Mayte Quejigo. Por Marta Vilar.

Llega la Navidad y las citas imprescindibles en familia. Todos nos sentamos alrededor de la mesa para celebrar la Nochebuena. Nuestra invitada de hoy es la guapísima Mayte Quejigo. Feliz madre de familia, nos cuenta que su palabra favorita es “mamá” -Y estamos totalmente de acuerdo- Abogada madrileña, amante del deporte y afincada en Valencia, acude cada semana a hacer la compra al Mercado Central de Valencia. Hemos quedado con ella para que nos guíe por sus puestos favoritos, disfrutando de un rato delicioso. En todos lados la quieren.

Tras pasar la mañana juntas, si tuviera que destacar algo de este espacio es sin duda el ambiente familiar que hay. En la gran mayoría de las paradas los trabajadores están emparentados y todos se esfuerzan para sacar adelante el negocio con ilusión. Esto no es fácil, como tampoco lo es el horario. Desde las tres de la mañana que algunos van a Merca Valencia a escoger el género con esmero hasta a las cinco y media montar el puesto para que todo esté perfecto a la hora de abrir. Tras atender al público hasta las tres y media de la tarde, recogen, limpian y se van corriendo a la subasta de la Lonja, de la que no salen antes de las siete de la tarde. Jornadas maratonianas que dejan poco tiempo o nada para estar con los hijos. Mucho sacrificio y entrega. Aún así, cuando llega el cliente todos se muestran felices y cariñosos. Nos cuenta Mayte que cuando venía con su hijo pequeño, prácticamente “se iba comido” de tantas cosas como le daban a probar en el Mercado.

Esta Navidad Mayte va a recibir a toda su familia de Madrid y Estados Unidos y su ilusión es que quede la mesa perfecta. Para ello ha elaborado un menú espléndido  para Nochebuena, que compra en el Mercado Central. Vamos allá.

“De aperitivo me gusta poner marisco sobre una fuente con hielo: percebe, almeja, gamba cocida, quisquilla, bígaros, cañailla y ostras. Luego saco la gamba calentita o las cigalas a la plancha. También una fuente de all-i-pebre. De plato principal nos gusta la paletilla de cordero lechal con cebollita cocktail. Y por supuesto, de postre nunca faltan los turrones de Casinos.”

Vamos cogiendo ideas para nuevos menús gracias a las chicas de los puestos que nos van indicando cómo elaborar platos deliciosos y con una presencia en la mesa espectacular. No olvidemos que la comida tiene que “entrar por el ojo”

Nos despedimos disfrutando del espectacular Belén que han montado bajo la cúpula y Mayte continúa encargando la cena con minuciosidad y mimo.

Tomamos nota, Mayte.

¡Feliz Navidad!