Para ti el epítome de la elegancia son las lámparas de araña, grandes, deslumbrantes e imponentes. Así que le dices a tu interiorista que quieres una tanto como el aire que respiras. ¿Conseguirá iluminarte?



Fuente by LAMARQUESAMAGAZINE